La intolerancia a los lácteos

Uno de los alimentos peor tolerados es la leche, y por consiguiente todos aquellos productos en cuya elaboración está presente. La intolerancia es este caso se debe a la lactosa (azúcar que contiene la leche) y la razón de la intolerancia  es que para poder metabolizarla el organismo utiliza una enzima denominada lactasa que puede estar ausente, cosa que ocurre a medida que se cumplen años, o simplemente y por motivos genéticos carecer de ella.

Cuando la lactasa desaparece o  está ausente la leche ingerida produce un fenómeno de fermentación generando ácido láctico y metano provocando, según cada individuo, los síntomas mencionados arriba. Numerosos  estudios recomiendan  suprimir por completo el consumo de leche y derivados cuando se ha sido diagnosticado de alergias, artritis (incluyendo la reumatoides),  enfermedades autoinmunes, bronquitis, asma, colon irritable, diarrea, eccemas, enuresis, flatulencia, inflamación abdominal e intestinal (colitis ulcerosa, ileítis regional, etc.), esclerosis múltiple, infecciones de oído (incluida la otitis recurrente), migrañas y jaquecas, osteoartritis, osteoporosis, problemas de senos parasanales y úlceras pépticas.

Y a fé que muchos lo intentan infructuosamente pues  muchos productos de consumo soslayan en su etiquetado el que en su elaboración esté incluida la lactosa. Sin embargo estos sujetos si pueden tomar leche sin lactosa o productos que carezcan de ella. Empresa harto difícil.  En cambio, cuando hablamos de una intolerancia a las proteínas lácteas por un mecanismo de histaminosis alimentaria, que es el cuadro  más frecuente, nos referimos a una enfermedad completamente distinta, generalmente con otros síntomas, aunque algunos puedan coincidir. En los casos de intolerancia a proteínas lácteas, no se puede precisar qué proteína o grupo de proteínas lácteas son las causantes de la sintomatología referida, por ello ha de ser eliminado el consumo de leche en su totalidad.

A modo de resumen podemos concluir que los pacientes con INTOLERANCIA A LA LACTOSA pueden tomar cualquier producto que no lleve lactosa. Cuando los síntomas son debidos a una HISTAMINOSIS POR PROTEÍNAS LÁCTICAS el sujeto debe abstenerse de tomar ningún tipo de leche ni derivados así como cualquier producto que en su etiqueta ponga “proteínas lácticas” aunque no lleven lactosa. Por otra parte el cuadro de histaminosis no es privativo sólo de la lactosa, multitud de  productos pueden ocasionarla. Uno de los más frecuentes es el trigo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Intolerancias alimentarias y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.